Historia de la Asociación Cultural del Ferrocarril de Farja

El principio de las actividades se remonta al verano de 1982, cuando un grupo de aficionados de la Asociación de Amigos del Ferrocarril de Castellón fundan el Grupo Vapor Castellón, para dedicarse a la versión mas real de la afición al ferrocarril. La actividad de construcción de locomotoras, vagones y demás material ferroviario, para montar trenes de jardín, también conocido como modelismo tripulado, ya que dada su envergadura y robustez permiten que el maquinista y los pasajeros vayan subidos en el propio tren.

Se acepta la denominación Grupo Vapor Castellón porque en principio todas las máquinas eran de vapor vivo. Con el paso de los años, se fueron incorporando a la vida habitual de los ferrocarriles locomotoras con tracción eléctrica y diésel, por lo que estas también se sumaron a este mundo aunque siempre con menor vistosidad y atractivo que la tracción vapor.

Con el permiso del Ayuntamiento de Benicàssim, se crea en unos terrenos del Polideportivo de esta misma localidad un pequeño parque con un circuito de vías en ancho de 5”. Durante dieciséis años, el parque que se construyó en el polideportivo, fue mejorando con la entrada de nuevos socios y material de todo tipo.

Dada ya la cantidad de máquinas, vías, vagones y socios se constituyó un grupo lo suficiente importante como para tener identidad propia en el municipio. De ahí surge la idea de legalizar la Asociación de Cultural del Ferrocarril de Farja, inscrita en el registro Nacional, Provincial y del propio Benicàssim. En 1998 se procede a la fundación legal de la Asociación de Cultural del Ferrocarril de Farja.

A partir de este año, y debido a la gran aceptación por parte del público, pensamos en alargar el recorrido y las instalaciones. Cual fue nuestra sorpresa cuando desde el Ayuntamiento de Benicàssim, en una reunión se nos comunica que el circuito no se puede ampliar dado que están previstas unas reformas en el polideportivo y que, lejos de poder ampliarse, no queda espacio alguno para el circuito. En esta misma reunión se nos encauza a una nueva plaza en construcción en la que se dispondrá de 12.000 metros cuadrados en los que, además del tren, están previstas otras varias dotaciones.

Inmediatamente nos ponemos manos a la obra para diseñar un parque totalmente nuevo con todas las posibilidades, tanto en vías como en edificios, puente, montaña con túneles, estaciones (dos estaciones, para separar a los edificios de la estación de pasajeros y la de cocherones y talleres), etc.

En Enero de 1999 se empieza a trabajar en el proyecto que verá la luz en Octubre de ese mismo año. Por motivos de presupuesto la ejecución del proyecto se va retrasando y se divide en cuatro fases:

 

- La primera fase consiste en movimiento de tierras, zanjas, bordillos y previsión de instalaciones.

- La segunda fase consiste en la creación de una montaña, túneles, fuente, vegetación, vallado exterior, pavimento de calles y alumbrado.

- La tercera fase es la más importante para el ferrocarril, pues ya se monta la vía. Con depósitos provisionales se traslada la actividad del viejo parque del polideportivo al nuevo parque de la Plaza Del Trenet, nombre que se puso a esta plaza. En Abril de 2006, el domingo de Pascua se consiguió cerrar la vía y se produjo el momento más esperado para todos los que participamos en su realización. La locomotora 252 Ave, conducida por su propietario y remolcando 6 coches, dió la primera vuelta con éxito sin descarrilar con todos los allí presentes subidos en el tren.

- La cuarta fase consiste en la construcción de los edificios de la estación principal con el nombre de Benicàssim, el depósito de material remolcado, el cocherón de locomotoras con forma de rotonda y la caseta de enclavamientos. Todavia quedan algunos detalles por terminar, esperamos que en lo sucesivo podamos incluir en esta página el final de la Plaza del Trenet tal y como se concibió en su día.